Al alumno, se le va introduciendo en la resolución práctica de problemas concretos y reales, a través de diferentes técnicas de aprendizaje, con trabajos que deben realizar individualmente y en grupo. 

Entre las principales técnicas utilizadas en la metodología de ESUMA destacaríamos tres: Método del Caso, Role Playing y Proyecto. 

Método del Caso: Los alumnos demuestran la aplicación de los conocimientos adquiridos a través de casos prácticos que preparan individualmente o en grupo y exponen y defienden su resolución en el aula. 

Role Playing: Para asentar los conocimientos adquiridos en clase los alumnos, participan en dinámicas de grupo de diferentes temáticas. 

Proyecto: Cada año finalizado de estudios culmina con la preparación de un proyecto que engloba todas las asignaturas expuestas a lo largo del año. Este proyecto será valorado ante un jurado que podrá ser profesorado o empresarios visitantes. 

Los grupos reducidos de alumnos, permiten al profesorado tener un conocimiento exacto de la problemática de cada estudiante. ESUMA intenta reproducir en toda su metodología la situación real con la que se van a encontrar los alumnos al término de su Carrera, cuando desempeñen un puesto directivo, estén saturados de trabajo, con fuerte tensión personal, falta de tiempo y en un entorno altamente competitivo. 

Cada alumno tiene diferentes métodos de aprendizaje, diferentes necesidades y diferentes presiones mientras estudia. Este es el motivo por el que nuestros programas formativos están caracterizados por su flexibilidad