Perder la noción del rendimiento de tu marca personal es algo habitual. También se suele caer en el error de no tener una meta final y cambiar el contenido constantemente. Y esto termina confundiendo a la audiencia. Frases, contenido gráfico, entradas en el blog… todo en tu marca personal tiene consideración.

Otro error frecuente es tratar de publicar como una cuenta de empresa, sin tener en cuenta a una audiencia que busca una persona específica con objetivos y no meramente un producto o servicio. Las marcas personales no deben centrarse en la promoción de vender un producto o servicio.

Por ello, os recomendamos no caer en estos errores para la consecución de vuestra marca personal:

  1. No tener una identidad definida: saber quien eres, que quieres y que sabes hacer es algo imprescindible para empezar una marca personal. También destacar alguna característica que te permita diferenciarte de los demás.
  2. Ausencia de meta personal: Ya hemos mencionado la necesidad de esto. Tener una meta a alcanzar te permite crear un camino y plan a seguir, logrando con esto, que cada publicación o acción tenga un sentido. Evita publicar por la obligación de hacerlo, y caer así en contenido vacío o distinto al habitual. Es importante preguntarse que se quiere conseguir, como te conocen tus seguidores y como contribuye la publicación a tu objetivo final.
  3. Distintos nombres: prohibido tener distintos perfiles de una misma red social y también nombres distintos entre ellas. Tu nombre es tu marca, al igual que tu logo o foto de perfil. Procura mantener la monotonía en tus perfiles en cuanto a nombre y foto. De esta forma, será mas fácil para el público reconocerte y seguirte.
  4. No expresar únicamente tu marketing personal: tu audiencia no solo sigue tus habilidades profesionales, también sigue a tu persona, por lo que no solo quiere ver contenido promocional. También debes mostrarles aspectos más personales u opiniones en temas concretos.
  5. Originalidad y creatividad: No copies contenido. Esto es fácil de interpretar para tus seguidores y es perjudicial contra tus intereses. Investiga y conoce que hace la competencia, pero sin copiar el contenido y siendo tu mismo.
  6. Discontinuidad: No ser continuo en cuanto a número, tipo y lenguaje de publicaciones es perjudicial para tu marca personal. Te impedirá expandir tu marca. Tendrá mas valor un trabajo regular y lento en crecimiento frente a otro irregular y sin plan de publicación.

Ahora con estas reglas básicas, para el desarrollo de tu marca personal, estás listo/a para lograr crecer profesionalmente ¡Adelante!

Categorías: Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *